Ángel Monteagudo Insua es ingeniero informático y Doctor en computación por la Universidade da Coruña. Posee un Postgrado en productos financieros derivados por la EF Business School, Licencia de Operador de Opciones y Futuros de Tipo III de MEFF del Instituto BME y es el Cofundador de Smart Global Market

“La economía global está pasando por un momento complicado. Los datos evidencian una ralentización económica mundial y muchos países han entrado ya en recesión” 

 

La economía global está pasando por un momento complicado. Los datos evidencian una ralentización económica mundial y muchos países han entrado ya en recesión. En los últimos años hemos tenido diversas señales que ya avisaban de que algo no iba bien. Entre ellas destacan la gran caída de las materias primas y la bajada del índice báltico (véase el artículo Se avecina una nueva recesión global).

“En la actualidad hay varios factores importantes que pueden hacer que la economía mundial entre en recesión en 2017. Por un lado tenemos el Brexit,  un triunfo del sí podría hacer un daño severo a nivel internacional, y sobre todo en Europa, si provoca la interrupción de las relaciones comerciales establecidas.”

En la actualidad hay varios factores importantes que pueden hacer que la economía mundial entre en recesión en 2017. Por un lado tenemos el Brexit, que ha ido ganando fuerza según se va acercando el día del referéndum. Un triunfo del sí podría hacer un daño severo a nivel internacional, y sobre todo en Europa, si provoca la interrupción de las relaciones comerciales establecidas. Preocupante es también en Europa la situación de los bancos muy afectados por los bajos tipos de interés (véase el artículo Los problemas de la banca europea).

“Es importante estar atentos a la economía de EEUU que parece que empieza a dar síntomas de debilitamiento y podría estar próximo el final del actual ciclo expansivo, que está siendo uno de los más largos de los últimos 160 años.”

Otro factor importante es la evolución de la economía China, que lleva ya varios años generando muchos temores por su debilitamiento y sus grandes desequilibrios. Nada desdeñable tampoco es la crisis de los países emergentes. Por último, es importante estar atentos a la economía de EEUU que parece que empieza a dar síntomas de debilitamiento y podría estar próximo el final del actual ciclo expansivo, que está siendo uno de los más largos de los últimos 160 años.

“Los inversores deben estar preparados para fuertes caídas en las bolsas, que en algunos países ya estamos viendo. Es importante protegerse limitando las pérdidas”

Ante este panorama complicado, los inversores deben estar preparados para fuertes caídas en las bolsas, que en algunos países ya estamos viendo. Es importante protegerse limitando las pérdidas (véase el artículo La eficacia de las estrategias de stop loss; una revisión). O bien, si el inversor no desea vender sus acciones puede protegerse utilizando derivados. Las elecciones más clásicas para proteger la cartera frente a caídas de las bolsas son la venta de futuros, la compra de opciones puts o la venta de opciones call. Pero quizá la manera más simple de protegerse sea la venta de CFDs. Eso sí, el inversor debe tener en cuenta que, es más difícil operar en un mercado bajista que en uno alcista, debido sobre todo al aumento de la volatilidad.
Buen trading a todos.
angel