Miguel Illescas es el creador de Comprar Acciones de Bolsa, el blog donde comparte su pasión por la bolsa y la búsqueda de la libertad financiera. También le apasiona la comunicación, los negocios Online y es un incansable lector de libros. Su objetivo es ayudar a los demás para que sean mejores inversores y personas . Podéis encontrarlo en Twitter en @miguelillescas2

El secreto del Trading es que no hay secreto. La mayoría de los Traders e Inversores que llegan a los mercados financieros, se empeñan en buscar el indicador perfecto, aquella señal que les diga cuando comprar y cuando vender, generando una buena cantidad de dinero en el cambio.

El “Santo Grial” del Trading, la entrada perfecta, el momento ideal para comprar ¿No existe? No es que todo sea mentira, pero son verdades a medias.

Si acabas de llegar al Trading, o si llevas tiempo dando vueltas sin llegar a ningún sitio, te diré que ganar dinero en el Trading es sencillo, pero no es fácil.

Al final todo se reduce a dos cosas, y si me apuras sólo a una, pero como el Trading suele ser una combinación de elementos mecánicos (tu ordenador, los gráficos, etc) y biológicos (tu, como Trader y capitán al mando), lo dejaremos en dos.

El sistema de Trading

Sistemas de Trading hay cientos o miles, no lo sé, ya que si miras en las plataformas que se dedican a vender Eas o Sistemas tipo “caja negra”, hay un montón.

Pero al final el sistema de Trading se reduce a algo muy sencillo, encontrar una ineficiencia en el mercado y aprovecharla. Pueden ser patrones de precio, cruces de medias móviles, combinaciones de indicadores, etc.

En un foro de Trading, pude leer que lo ideal era utilizar varios sistemas para un mismo activo y puede que tengan razón. Con esta idea en la cabeza podrías crear sistemas para mercados tendenciales o en rango. Un sistema de Trading basado en esa idea utilizaba Rob Booker, el lo denominaba el Sistema Arizona, definía en que fase del mercado estaba utilizando medias móviles, y en función de la fase, tomaba unas determinadas decisiones.

Yo voy más a lo sencillo, tengo una estrategia de inversión, y en vez de centrarme en un activo, como suele ocurrir en el Forex, prefiero centrarme en que activos están dando la señal que yo busco.

Los sistemas de Trading se tienen que adaptar a la personalidad del Trader, y también al tiempo de que disponen para operar.

No puedes pretender hacer Day Trading, si tu tiempo disponible son un par de horas, o cuando llegas a casa a las 9 de la noche después de pegarte un día en el curro. Lo mejor en esas situaciones es buscar sistemas que te permitan poner órdenes en el mercado, y esperar que se den las situaciones adecuadas.

Si atendemos al secreto del Trading que se podría encontrar en un sistema de Trading, en realidad sólo se trata de encontrar un tipo de oportunidad, y aplicarla de forma mecánica ¿Sencillo verdad?

El aspecto “Bio” de los sistemas de Trading

Incluso siendo un Trader de sistemas automáticos, la parte humana siempre está presente. La única diferencia entre un Trader que utiliza sistemas automáticos, y uno discrecional, es el aspecto psicológico de apretar el botón.

Los Traders discrecionales “serios”, toman sólo las señales que han aprendido a definir como una alta probabilidad de éxito. Sin pensar mucho más.

El inversor que lleva tiempo en los mercados financieros, ha aprendido a pensar en términos de probabilidades, y no de certezas.

Cuando descubrimos un posible H-C-H, sabemos que si el precio rompe la clavicular, suele realizar una serie de movimientos, uno puede ser que caiga a plomo, porque el mercado así lo decide, o puede hacer un pull a la clavicular, para a continuación realizar el movimiento.

¿Si? Pues no, hay una tercera posibilidad, que es un fallo de patrón técnico. Es lo que distingue a los Traders profesionales, ellos piensan en las probabilidades existentes, mientras que los Inversores novatos, tienden a pensar que están en lo cierto. En los mercados financieros no se tiene razón: o se está en el movimiento correcto o no, hay que saber adaptarse.

Dentro de la toma de decisiones, hay muchos sentimientos que interfieren en nuestro correcto desempeño.

El miedo, la avaricia, la ira, a veces tenemos miedo de perder aquellos pocos beneficios que hemos acumulado, y decidimos cerrar las posiciones con unos beneficios pírricos, mientras que no cerramos a tiempo las posiciones con pérdidas, dejando que se acumulen.

Las dos posiciones son igual de malas, y están relacionadas con el miedo. La primera a perder lo que ya tenemos, y la segunda, a asumir que nos hemos equivocado, que tenemos que dejar dinero sobre la mesa.

Creo que por ahí hay un viejo dicho de viejos Traders, que cada euro ganado en el Trading, se tiene que ganar más de una vez para que sume en la cuenta.

La ira también es muy mala consejera. ¿Cuantas veces has tomado una posición por venganza, o para resarcir una pérdida?

No…los sentimientos tienen que estar a un lado cuando operamos, sino será imposible ganar dinero en el Trading.

Entonces ¿Existe el secreto del Trading?

Existe, pero no es secreto. Para ganar en el Trading, necesitamos las tres “Ms” a las que hace alusión Elder en sus libros: Metodh, Mind and Money.

Mente, método y dinero. Es sencillo, pero no es fácil.

Es sencillo, por que si tuviéramos la capacidad para gestionar adecuadamente nuestros instintos, cualquier método medianamente bueno, con una gestión adecuada del capital, debería servir.

No es fácil, porque todo triunfo requiere esfuerzo. Los Traders que triunfan lo hacen por que primero han trabajado mucho, para pulir su sistema, su actitud y su forma de enfrentarse a las situaciones en las que el mercado nos pone.

Como resumen final, te diré que si quieres tener éxito, debes mejorar en las tres fases: el método, tu mente y la gestión de tu cuenta, pero para ello es necesario tener unos registros adecuados, que te sirvan para saber donde fallas: Un Plan de Trading por escrito, y un Diario de Trading.

¡¡Buen Trading!!

Anuncios